Seguidores

sábado, 22 de octubre de 2011

Guerra y Paz

Guerra y paz

Estaba sentado en la terraza de El Pirata tomando un café con hielo y filosofando sobre lo divino y lo humano cuando caí en la cuenta que delante de mi estaba claramente representado el objeto de mis pensamientos: La cureña rota soportaba una culebrina totalmente roída por el mar y el paso del tiempo pero sus bélicos restos habían sido aprovechados para aparcar los infantiles vehículos de los críos. En cualquier caso no hay que prestar mucha atención al filósofo porque estaba en plena digestión de un pulpo a feira, una empanada de xoubas, unas nécoras al laurel y un bogavante (como Dios manda, a la plancha) rematado por un flan de los de verdad y quizás no funcionaba bien el riego...

12 comentarios :

Dilaida dijo...

Moi fermosa, pero ¿con tanta comida te diste levantado de la silla?
Bicos

ñOCO Le bOLO dijo...


· Afortunadamente, y por estos lares, la paz es más vigorosa que esta vetusta guerra.

· Salud·os

CR & LMA
________________________________
·

mariajesusparadela dijo...

Con eso todo entre pecho y espalda, te declaro la paz.

Merce dijo...

Y con todo ese armamento encima de la mesa todavia tenias manos libres para tirar una foto??? uuufff

Sinceramente TE ODIO!!! y ademas es PECADO comer esas cosas, asi que te irás DE CABEZA AL INFIERNO!!!

GRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR

aaaissss

Juan Carlos dijo...

La paz se derramaba sublímemente sobre mi y no necesité levantarme de la silla porque estaba enfrente mismo de la culebrina. Ni siquiera tiré la foto con la cámara que no llevaba encima, claro está. Cualquiera la lleva después de una comida como esa. Esta foto es de móvil pero salió apañada ¿no?
Sinceramente, Merce, no entiendo ese arrebato visceral y esas ansias de mandarne al infierno, no lo entiendo...

Merce dijo...

;)

Logio dijo...

Por una vez me gusta mas el plástico que el hierro..

Bonita asociación de conceptos.

Campurriana dijo...

Yo te envidio sanamente (¡qué hambre me ha entrado!)

Flores dijo...

Me acabo de poner malo, esa moto azul y roja que no para de correr por mi pasillo haciendo rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr
Le podian haber hecho las ruedas lisas.
Perdón, a lo principal: curiosa composición con el mar y los bañistas al fondo...
Saludos

María dijo...

Muy bonita la imagen.

Me quedo viendo las anteriores.

Salu2.

CASASREALESDESNUDAS dijo...

Ojala y todas las armas del mundo tuvieran de repente este cometido tan digno, como es el de servir de apoyo a los juguetes de los niños sin mas.
Un abrazo Juan Carlos

Elena dijo...

Vaya banquetazo!!
Me usta el encuadre mucho y eso juuetes con esos colores le dan mucha fuerza a la imaen.
Un abrazo!