Seguidores

lunes, 27 de mayo de 2013

El rinoceronte, o tengo un juguete nuevo.

rinoceronte
f: 16, v: 1/160, 16 mm
El otro día estrené mi objetivo nuevo, un bonito 16-85 mm. que merqué en el foro de nikonistas. El resto del mundo no sé que hará pero yo lo primero que hago con un juguetito nuevo es probar todas las cositas que hace así que lo enrosqué, abrí al máximo el zoom y disparé. Esta foto es la primera de las que hice en León en el ratín que estuve y esta toma, que no es nada del otro mundo, me llamó la atención por la grúa que sostenía el meño. Luego me fijé en que la grúa estaba anclada al suelo. Lo siguiente que llamó mi atención fué que el meño tenía un cuerno. Por último, llegué a la conclusión de que, aunque estaba en el muro del Archivo Histórico Provincial de León y al lado de la colegiata de San Isidoro, el conjunto era una estatua. Se preguntará el observador ¿qué quería ser la estatua? La respuesta es evidente: al no haber información en ninguna parte, está clarísimo que evoca a un rinoceronte; ¿por qué? pues porque después de tomar unas cervezas con aperitivo de huevos con pimentón y torreznos (palabra de honor) en un bar que estaba a su derecha (de la estatua) es lo que mi imaginación pensó que sería. Después de todo, si Chillida dijo que lo que cuelga de las eslingas es una sirena varada bien puede ser ésta un rinoceronte. Y rinoceronte negro, además.

17 comentarios :

ñOCO Le bOLO dijo...


Y le llaman arte. Y tu, haciendo fotos...
Bueno, seguro que le sacar mucho partido a ese objetivo.

· un abrazo

· LMA · & · CR ·


MARTY dijo...

hope you will enjoy this new "toy" !
lucky you are and you can see so many strange things !!!

Miguel dijo...

¡Manda güe..s!, que diría el otro. Espero que el meño no le caiga a nadie en el melón y le remueva las ideas. Aunque al artista innovador y creativo que la hizo (la escultura; no la foto que está muy bien) no vendría mal removerselas un poco. Vamos, creo yo... Saludos,

Omar enletrasarte dijo...

la foto revela cosas extrañas, ¿pero porqué no hacerlo?
saludos

Esmeralda dijo...

Te salió bien el estreno.
Y... un rinoceronte curioso.
Esperamos más tomas

Un abrazo

AMADO MIO dijo...

¿Eso es una estatua, dices?
Ah, que es lunes y ya se sabe: los lunes, homor en este blog. Vale

Alma de Adra dijo...

Grrr... y le pagaron al tipo que lo puso... y queda de bien ahí, mmmm, le queda como a un burro unos corales, oye.

Las moscas de la pared del archivo histórico no las viste? Mejor pa´ti.

Oye, que disfrutes mucho el objetivo :) y nosotros contigo y me has recordado que hace mucho que no salgo de cortos y esto no puede ser :D

Un beso

Juan Carlos dijo...

Vi las moscas, estaban delante de esta maravillosa estatua. No llevaba suficiente DDT para ellas y allí las dejé. ¡Anda que a ciertos artistas se les ocure c'a cosa que luego ciertos ediles colocan en cada sitio que para qué!

Angel Corrochano Pérez dijo...

Sea lo que fuere es una escena auténticamente surrealista.
Que buen momento pillaste
Un abrazo

Valverde de Lucerna dijo...

Me llama la atención la imaginación de lo que es capaz.
Un saludo.

Jesús dijo...

Bien visto y captado el momento ; disfruta del nuevo objetivo, seguro te dará muchas satisfacciones.

Saludos.

Flores dijo...

Para flipar, ya ponen cualquier cosa en cualquier sitio.
Saludos

Merce dijo...

Yo creo que ese juguete nuevo va a dar mucho que hablar en tus manos ;)

Y si, si, les tenia un pelin de repelus a los queratinosos pero es que ahora... ¡me chiflan! :)))

XuanRata dijo...

Y la gente paseando por debajo con toda tranquilidad, ajenos al prodigio, porque es evidente que se trata de un rinoceronte en León, casi nada.

Un abrazo.

Kassiopea. dijo...

Así, sin cerveza de por medio no le veo yo mucha pinta de rinoceronte, pero si tú lo dices... el que dispara manda.

Jose Mª Rada dijo...

Sea lo que sea yo no me fiaría de pasar por debajo.

Saludos

Sergio Lopez dijo...

Yo también compré hace poco un 16-85 y lo estoy disfrutando mucho. La verdad es que le di muchas vueltas a qué comprar y creo que es justo lo que necesitaba. Espero que lo disfrutes tanto como yo.

En cuanto a la escultura. No me gusta mucho pero por lo menos da qué hablar. Ojalá hubiese una plaquita explicándonos algo más. Nos tendremos que conformar con tus elucubraciones postcerveciles :)

Un abrazo Juan Carlos!