Seguidores

jueves, 8 de enero de 2015

Los islamistas asesinan de nuevo.

De nuevo unos fanáticos seguidores del profeta y en nombre de Alá han asesinado vilmente en París, Francia, a doce personas (cuatro más se debaten entre la vida y la muerte) al atentar contra el semanario Charlie Hebdo y la libertad de expresión.
Le Figaro
Le Monde
Libération

Me arriesgaré a que me apliquen la Ley Lassalle pero la noticia lo merece.
El País
El Mundo
ABC
Esto se publicó cuando el último atentado y sigue estando, lamentablemente, de actualidad.

Mahoma desbordado por los integristas
(Es duro ser amado por imbéciles)

7 comentarios :

MARTY dijo...

c'est une tragédie, une horreur absolue, on massacre la liberté, des
hommes ! quelle folie !
merci d'en parler ici !

mariajesusparadela dijo...

Parece mentira que en estos tiempos aun haya imbéciles que disfracen sus asesinatos con el nombre de dios.

VENTANA DE FOTO dijo...

Dios no puede estar nunca del lado de unos asesinos....espero que se destierre la barbarie de la faz de la tierra...lo violentos no tienen cabida en una sociedad civilizada.

Besos

El tejón dijo...

Algunos todavía no se atreven a llamar las cosas por su nombre.

Montse Martínez Ruiz dijo...

El fanatismo no lleva a ninguna parte, matar es indigno, así lo que consiguen es criminalizar una religión sea la que sea.
Un abrazo.

valverdedelucerna dijo...

El pensar que son dueños de la verdad, el odio, la sinrazón, el fanatismo, la ceguera... conducen a estas tragedias, la vida humana no tiene valor para estas gentes.
Un saludo.

Ripley dijo...

Dos cosas. Hay que llamar a las cosas por su nombre. Son asesinos criminales. Porque quitar la vida a tiros es un asesinato.

Dicho lo cual, Europa si quiere seguir existiendo, tiene que blindarse, cerrar fronteras, con todos los medios posibles, que no entre ni uno mas, si hay que levantar muros de 5000 metros de alto que se levanten y si hay que electrificar vallas que se electrifiquen. Europa tiene que darse cuenta de que estamos en una guerra y defenderse. No se pueden aplicar derechos humanos a quien no lo es. El otro día un sujeto indeseable que al parecer ha venido a España para tirar policias al metro y acumula nueve detenciones y una orden de expulsion, estaba libre como un ciudadano normal, lo que no entiendo es por que si se tiene la orden no se le detiene y se expulsa a la voz de ¡ya!. Tampoco entiendo por que hay que esforzarse en salvarle la vida.

Y a los que ya están aquí echarlos a todos de una puta vez. Que no quede ni uno.

No son seres capaces de vivir con normalidad luego no tienen sitio entre nosotros. Sin embargo nosotros, les damos sanidad, alimentos, escolarizamos a sus niños y en el colmo de la estupidez quitamos el cerdo de los menus en los colegios, ¡Hay que joderse! ¡hasta el Real Madrid ha quitado la Cruz de su escudo para no molestar al patrocinador! ¿pero es que estamos todos loscos? ¿Que pasa con la dignidad?

Yo por desgracia, voy mucho a los servicios sociales y allí es como entrar en otro mundo, todo lleno de moros de mierda beneficiándose de las ayudas que a mí me quitan. Y eso es un hecho compartido con otras personas españolas que estábamos allí.

En mi barrio, van al súper y llenan carros de compra, sí en plurar, no pagan nada, les sirve un papel, papel al que yo no tengo acceso. ¿por que?.

Nada de Guardia Civil, La Legión y patrullando en el mar, si se encuentra una patera se le cambia el rumbo antes de tocar aguas españolas y que vuelvan a casa por donde han querido venir, pero aquí no entra nadie. Zafarrancho de limpieza en Ceuta y Melilla, en las Canarias y en toda España.

España, el único lugar en el mundo donde un sujeto puede lamentar la conquista de Granada y donde se quiere expropiar la mezquita de Córdoba. España, donde unos enloquecidos fanatizados y ciegos politimierdas quieren convertir la plaza de toros en una mezquita nada menos que la tercera mas grande del mundo, creo, a cambio de un puñado de votos.

Con políticos así a Europa y nuestra civilización, -la única libre en el mundo-, le quedan dos telediarios.

Si tu me invitas a tu casa y yo me descalzo, cojo el mando de la televisión y estiro los pies sobre la mesita ¿lo ves normal? ¿cuanto tardarías en echarme? pues esto es lo mismo.

Y ahora que me llamen lo de siempre.

Todo mi cariño, dolor y compañía para las familias de esos ciudadanos que han muerto por ser libres. Nada mas que por eso.