Seguidores

domingo, 8 de abril de 2018

Otium et Nec otium

Dicen los que saben de estas cosas que negocio viene del latín nec otium. Para los romanos, otium era lo que se hacía en el tiempo libre, sin ninguna recompensa; por lo que negocio era lo que se hacía por dinero (nec otium). Pero en algún momento algún Marco, Gayo, Sexto o Pepe pensó: "Estoy todo el día de la domus a la ínsula, de aquí al foro y del foro a la ínsula para luego volver a la domus sin tiempo de ver a mi Flora, Julia, Popea, o Juana ni de relajarme en los baños ni gastar un as o un par de sestercios en unas ánforas disfrutando de un espectáculo con puellae gaditanae batiendo las castañuelas". Y, dicho y hecho, Marco, Gayo, Sexto o Pepe abrió un mapa y se decidió por la esquina occidental del imperio donde abrió un negocio de exportación de garum porque tenía buena salida.
 
El lugar no estaba mal, tenía su foro
Basílica
con teatro al lado,
Teatro de Baelo Claudia
las fábricas a tiro de piedra,
Factoría junto a la playa
y la playa a un paso.
Baelo Claudia
Así que Marco, Gayo, Sexto o Pepe se asentó y se dijo ¿por qué no me vine a Baelo Claudia antes y dejé Roma para los bárbaros?

Por cierto, unos investigadores han logrado reproducir el garum e, incluso, lo comercializan.

jueves, 22 de marzo de 2018

Hubo un tiempo en que hubo...

Hubo un tiempo en que la naturaleza era amable y cuidaba de sus hijos, hubo un tiempo en que la tierra ofrecía sus frutos sin cesar, hubo un tiempo en que la humanidad vivía en comunión con ella... ¡No es cierto!, la naturaleza siempre ha sido de una dureza extrema; a la tierra hay que arrancarle sus frutos con más o menos esfuerzo y la humanidad, en cuanto pudo, se agrupó en clanes, tribus, aldeas, pueblos, ciudades para escapar de la naturaleza, para agruparse en entornos que pudiera controlar lo suficiente como para protegerse de sus caprichos y no sufrir sus reveses (y no siempre lo consigue). Pero hubo un tiempo en que la acción del hombre no agredía a la naturaleza tanto como para que cambiara las pautas por las que se mueve. Hubo un tiempo en que los osos blancos no morían de hambre por falta de hielo en el polo ni la tierra se resquebrajaba por falta de agua. Hace pocos años, este pantano retenía esta cantidad de agua, ahora está seco (o casi) y se ve el cauce del río...
Presa de Barrios de Luna

Y aunque llovió y nevó, es difícil que recupere pronto la lámina de agua dado que llegó a estar así:


Hubo un tiempo en que la naturaleza era menos difícil...

viernes, 2 de marzo de 2018

No es plagio que es inspiración

La rana salmantina
ISO 200, v: 1/80, f: 8, 200 mm.
Efectivamente, la idea la saqué de Miguel: en su blog El ojo de cristal fue donde vi que este año cumple 800 años la Universidad de Salamanca, la más antigua de España y del mundo hispánico y la tercera más antigua de Europa. No está nada mal lo que dura la fundación de d. Alfonso nono de León. En sus aulas estudiaron Beatriz Galindo y Luisa de Medrano allá por el siglo XIV y dio clases fray Luis de León. Por tener tiene hasta una rana que si el estudiante la viere será signo de aprobado.
Para conmemorar el acontecimiento seguro que los próceres que nos gobiernan ya tienen pensado unos fastos como los que se realizaron en 2.012 con motivo de los 800 años de la batalla de las Navas de Tolosa o los del 2.016 por el IV centenario de la muerte de Miguel de Cervantes... ¿es que no los recordáis? yo tampoco.
Por cierto, el edificio es una gollería, Salamanca es preciosa y se come de miedo. No sé cómo no os pasáis por la ciudad ya.

jueves, 22 de febrero de 2018

FORGES (Antonio Fraguas de Pablo)

Murió Antonio Fraguas "Forges", otro de los pocos genios que quedaban en España. Recuerdo su página doble en el periódico Informaciones con sus chistes, que hoy no serían políticamente correctos: tenía para el cole una carpeta con divisorias totalmente forrada con esas páginas; la de broncas que me echaban los profes por lucirla en la clase. También publicaba en Hermano Lobo (jodó qué joven era yo)...

y aparecían sus vaqueros luchando con los indios cabras locas... (vaqueros e indios cabraslocas, indistintamente) o sus moros y cristianos

o los presos y sus verdugos.
Tuvo a bien escribir su Historia de Aquí, que tengo guardada en casa como oro en paño...

Creó personajes como Mariano

Concha
Blasillo y su amigo

las ancianas del pueblo


los náufragos

los políticos

los sinvergüenzas
los demonios


los funcionarios


Y, por supuesto, sus falabros: muslamen, maciza, bocata, jomío, mosandaesnafrarse, dremíadelamorhermoso, etc.
Le voy a echar de menos y, seguro, no seré el único.

  D.E.P.

lunes, 12 de febrero de 2018

Carnestolendas

Poco le queda a Don Carnal, ya viene Doña Cuaresma

miércoles, 31 de enero de 2018

No hay palabras

No hay palabras
Cuando sucede una catástrofe como la de Ribadelago, cuando el 9 de enero de 1959 la rotura repentina de la presa de Vega de Tera destruyó parte del pueblo antiguo, matando a 144 personas, sobran las palabras... o faltan.